Retrato para emprendedores, autónomos y pymes

Retrato para emprendedores y autónomos

Actualmente, nuestra imagen en la web o en redes sociales, suele ser la primera sensación que reciben nuestros posibles nuevos clientes. Por lo que un retrato para emprendedores y autónomos que muestre tu imagen de forma profesional, es fundamental.

Mostrarte es básico, ya que nos ayuda a establecer un vínculo personal con cualquier persona que no nos conozca personalmente.

¿Foto neutra en el estudio o trabajando?

Si queremos mostrarnos de forma directa y neutra, podemos realizar un retrato en el estudio para emprendedores y autónomos. Esto elimina distracciones. Tú eres el absoluto protagonista de la foto. Con lo que puedes ganar en mostrar tu personalidad. Este tipo de fotografía es muy solicitado en los casos en los que el destino de la foto es el apartado ‘sobre mí’, de tu web o para tu foto de perfil en redes sociales.

Para estas fotografías se suele hacer un primer plano del retratado (de la cintura para arriba o un encuadre más cerrado). Así concentramos la atención en la cara y la expresión.

Por otro lado, tenemos las fotos de situación, en las que te muestras simulando que estás trabajando. La ubicación suele ser en tu puesto de trabajo (empresa, tienda, taller, etc.) o en una ubicación dónde puedes desarrollar tu actividad. No tiene que ser necesariamente el lugar real de trabajo. En muchos casos buscamos una localización dónde podrías estar trabajando, pero que puede ser más adecuada o visualmente interesante.

Retrato para autónomos

 

Es recomendable pensar diferentes situaciones, para hacer fotografías diferentes, que muestren varias tareas que realizas o mostrarte en diferentes lugares. Esto nos da más opciones de mostrar tu actividad en diferentes momentos o fases. Te aconsejo cambiar de ropa (por lo menos de camisa o chaqueta) de unas fotografías a otras. Esto nos ayuda a dar credibilidad, ya que si parecen diferentes fotografías, puedes poner en diferentes apartados de tu web dando una sensación de poder ser real.

Retrato para artesanos

Si tienes una tienda, empresa, despacho, showroom podemos usarlo, y sino podemos simularlo, mostrando tu producto o servicio. Creando una ambientación en la que resalte o nos cree una atmosfera adecuada a los productos o servicios que ofreces.

Si tienes una mediana o gran empresa, lo ideal es realizar un retrato corporativo. Plantearemos la sesión de forma menos personal, pero más empresarial. Es muy parecido, pero tenemos en cuenta el tipo de empresa, los valores, procesos e instalaciones.

Retrato para emprenderoras