Seleccionar página
Cómo ser un fotógrafo de bodas rentable

Fotografía de Joan Boira

En este post voy a explicarte cómo ser un fotógrafo de bodas rentable, teniendo en cuenta que tengo muchos clientes (desde el año 2002) que se dedican a las bodas, voy a intentar dar algunas pautas de las cosas que he visto que hacen que uno tenga éxito. Así cómo opciones a cambiar o mejorar.

Por favor, si este tema te parece interesante, compártelo en tus redes sociales. ¡Me ayudarás mucho a seguir ayudándote!

Evidentemente cada caso es único, y no debe tomarse cómo una verdad absoluta. Simplemente la idea es hacer reflexionar sobre lo que hacemos y en qué podemos mejorar.

Voy a intentar tocar todos los elementos principales que, según cómo se realicen, pueden llevar al fracaso, mediocridad o al éxito.
No trataré de criticar a nadie, cada uno, por supuesto es absolutamente libre de hacer lo que él crea más adecuado para su caso particular. Y evidentemente, yo no poseo la ‘verdad’, y puedo equivocarme. Por lo que no voy a exponer ninguna ‘ley’. La idea del post es simplemente comunicar los elementos de los casos de éxito que he visto y explicar los factores que suelen llevar al lado oscuro …

Todos los fotógrafos deseamos trabajar para ganarnos la vida, rentabilizando nuestro esfuerzo, dedicación, técnica, formación, equipo y gastos, de manera que al final de mes, o de trimestre los números salgan lo mejor posible.

Aunque este post esta dedicado a los fotógrafos que se dedican a la fotografía social, en general es aplicable a otras especialidades. Por lo que voy a intentar dar algunas ideas, recopiladas durante años. Ya que cómo formador y asesor para fotógrafos hace más de 16 años que tengo muchos clientes que se dedican al sector social. Si consigo hacerte pensar y darte alguna idea para mejorar, estaré muy satisfecho. Sea cómo sea, me gustaría que me des tu opinión en la zona inferior de comentarios: que piensas que puede servirte, alguna otra idea, cualquier comentario que nos ayude a crecer cómo profesionales.

Hay muchos tópicos de los que siempre se habla, no sin falta de razón, pero en muchos casos no veo una actitud de adaptación o cambio por parte del fotógrafo. Si bien es cierto que ‘los tiempos han cambiado’, no es menos cierto que no van a volver. Por lo que no tenemos más remedio que intentar adaptarnos y aportar algo más al cliente.

Cómo ser un fotógrafo social rentable

Fotografía de Joan Boira

Voy a analizar varios distintos problemas y comentar mi punto de vista, posiblemente distinto:

Hay mucha competencia

Es cierto, pero tenemos que buscar un factor diferencial respecto a nuestra competencia. Puede ser nuestro estilo, el valor de lo que ofrecemos al cliente, un trato distinto, una experiencia diferente, un plazo de entrega más rápido que la competencia, mayor oferta tecnológica, más interactividad, etc.

Competencia desleal

Ahora hay mucha más competencia que antes, pero además hay muchos ‘fotógrafos’ no legales, que en muchos casos no tienen la necesidad de poner precios ‘de mercado’, ya que su fuente de ingresos es otra. Y también tenemos nuevos ‘fotógrafos’ llegados de otras profesiones que, por circunstancias, no tienen empleo y quieren hacerse un hueco en la profesión, pero por el momento creen que no pueden pagar los impuestos y cobrarlos.

En cualquiera de los dos casos, nos encontramos con alguien que se presenta a los clientes cómo fotógrafo profesional, pero que no cobra, ni paga impuestos (iva e irpf), no tiene infraestructura, no tiene que amortizar el tiempo, ni el material, etc. Por lo que puede cobrar un precio menor por su trabajo.

Para poder competir, tenemos que mostrarnos muy profesionales, rápidos, ofreciendo un trabajo impecable, y un producto completo. Evidentemente siempre habrá clientes que busquen únicamente un precio de derribo por lo que, si aceptamos, siempre seremos un fotógrafo barato y difícilmente podremos aumentar las tarifas para poder llegar a ser rentables, por lo que entraremos en un circulo cerrado en el que tendremos mucho trabajo y es posible que nunca seamos rentables. Durante un tiempo es posible que podamos aguantarlo, pero a la larga es difícil de conseguir mantener un negocio rentable. El precio correcto, o buscar la rentabilidad, es una de las claves para que el negocio funcione.

Competencia desde los propios invitados

Los invitados tienen y usan sus teléfonos, tablets, compactas y réflex en el mismo evento, y en muchos casos se ponen al lado del fotógrafo para realizar la misma foto que él. Además la foto puede estar en el mismo momento en internet y/o procesada con efectos ‘modernos’ o filtros, que en algunos casos pueden ser más efectistas que las fotos del propio fotógrafo.

Esto es así, y de poco nos servirá enfadarnos o discutir. Si intentamos buscar colaboración con los novios, metalizándolos del problema para que nos apoyen, lo más probable es que vean problemas por nuestra parte y no consigamos nada. Es poco probable que tengan interés de enfrentarse a sus amigos o familiares, y menos el día de su boda, dónde lo último que querrán será buscar problemas o discusiones. Al fotógrafo lo contratan para realizar un trabajo, no para que les comunique quejas o problemas, que a ellos no les importa o afecta.

Así pues, quizá la alternativa sea invertir la situación. En lugar de ver un problema puedes intentar que juegue a tu favor. Puedes proponer a los novios que los invitados te envíen sus mejores fotos y tu puedes publicarlas junto a las tuyas, en una galería web o un blog privado. Esto puede hacer que los novios te vean de forma más proactiva, profesional y original.

Ten en cuenta que uno o dos fotógrafos no pueden cubrir todos los instantes de la boda, ni los invitados se van a soltar delante tuyo, cómo si lo hacen con su gente. Por lo que puedes unir sus fotos a las tuyas (separadas en dos galerías distintas) y ofrecer una experiencia de revivir la boda de una forma mucho más original y completa. Con ello puedes conseguir ofrecer un valor añadido y convertir a tus ‘adversarios’ en ‘ayudantes’.

Incluso si dudas de si los invitados estarán dispuestos a enviarte sus fotos, puedes ofrecerles un premio. Por ejemplo, puedes realizar un sorteo, ofreciendo una sesión gratis, por ejemplo.

La idea es mostrar colaboración para que ‘todos ganen’, pero las fotos se verán en la web del fotógrafo (publicidad gratis). Y si los asistentes te ven cómo un profesional y ‘amigo’ pueden darte trabajo o recomendarte. Y eso es la mejor publicidad que puedes llegar a tener.

fotógrafo rentable

Fotografía de Calafell Lafoto

¿Cómo buscas nuevos clientes?

Esta es una de las claves, sin clientes no hay negocio. Por lo que es imprescindible llegar al máximo número de público posible, en especial del perfil deseado.

Lo ideal siempre es una recomendación, el clásico ‘boca a boca’ siempre es la mejor vía, ya que es alguien que ‘personalmente conoces’ quién te recomienda a un tercero para realizar un trabajo. Esto siempre da mucha confianza, pero normalmente el circulo de contactos al que podemos llegar no es suficiente para ser ‘rentables’, por lo que tenemos que buscar otros medios:

  • Publicidad. Ya sea en lugares físicos (tablones de anuncios, etc.), medios tradicionales (periódicos locales, revistas, etc.) o medios online (webs, Google AdWords, Facebook Ads, Twitter Ads, etc.).
  • Página web. Imprescindible tener una página web, ya que es nuestro negocio visible para cualquier posible cliente que busque un profesional que le ofrezca servicios de imagen. Este espacio es el más importante, y que más tiempo debemos dedicarle para ‘atrapar’ a los nuevos clientes. Hemos de pensar que si alguien quiere contratar a un fotógrafo, querrá ver quién es y cómo es su trabajo. De poco sirve trabajar mucho y realizar fotos espectaculares si no tenemos un escaparate para poderlas mostrar. Su finalidad es convertir visitantes en clientes.
  • SEO (Wikipedia: El posicionamiento en buscadoresoptimización en motores de búsqueda u optimización web es el proceso técnico mediante el cual se realizan cambios en la estructura e información de una página web, con el objetivo de mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos de los diferentes buscadores. También es frecuente encontrar la denominación en inglés, search engine optimization, y especialmente sus iniciales SEO).
  • Invertir tiempo o dinero en SEO es fundamental para posicionar tu página web e intentar que aparezca en las primeras posiciones. No obstante, si la web no esta preparada para conseguir clientes, todo el SEO del mundo no va a conseguir más clientes.
  • Redes sociales. Hay quién confunde el concepto de las redes sociales con la web. La finalidad de las redes sociales no es mostrar nuestro trabajo al publico y convertirlos en clientes. Su función es ‘cazar’ seguidores de calidad, para cuando realizo un post, una campaña o muestro mi trabajo, se vea una pincelada del mismo, dejando con ganas de más, con un enlace para ver toda la información y las fotos, que estarán en la web.
  • Otros recursos. Participar en foros, blogs, webs, etc. Realizar colaboraciones con otros proveedores de servicios, a cambio de mención o enlaces, y así llegar a más público que le interesan los servicios que ofrezco.
  • Conseguir enlaces de otras webs relacionadas con los servicios que ofrecemos (si realizo bodas, pueden ser Wedding planners, empresas de eventos, restaurantes, hoteles, etc.). Llegaremos rápidamente a nuestro público objetivo.

¿Inviertes en publicidad?

Es la forma más rápida de conseguir clientes, o por lo menos solicitud de presupuestos. Esto conseguirá incrementar notablemente el número de visitantes con intención de contratar a un profesional. No debemos confundir número de visitantes con posibles clientes. Es decir, si realizo un post muy atractivo, morboso o de mucho interés, pero este no sirve necesariamente para atraer posibles ‘clientes’ con necesidad de contratarme, pocas ventas voy a conseguir …

fotógrafo de bodas

Fotografía de Calafell Lafoto

¿Tienes una web comercial?

El problema de la gran mayoría de webs de fotógrafos es que pueden ser muy bonitas y vistosas, pero no están enfocadas a conseguir clientes, únicamente muestran fotos bonitas y esto no es suficiente. El enfoque debe resaltar:

  • Qué servicios ofrezco. En muchos casos no queda claro el tipo de especialidad, si ofreces servicio de vídeo, álbum, servicios multimedia, online, etc.
  • Un portfolio limpio y profesional y con las fotos justas y de gran impacto. Sin repetir fotos que no aporten algo distinto, ni de la misma sesión. El portfolio debe mostrar fotografías que sean o pudieran ser encargos. Si tenemos fotos preciosas de, por ejemplo, mascotas, paisajes espectaculares, etc. las podemos poner en una galería a parte cómo muestras de un proyecto personal. Nunca debemos mezclarlas con fotos profesionales. Es muy difícil que unos novios te contraten por mostrar un paisaje de la otra punta del mundo, o de un paseo del domingo con la familia. Un cliente esperará ver las fotos que desearía contratar.
  • Contacto. En algunas webs debes investigar para averiguar cómo ponerte en contacto con el fotógrafo. Los navegantes quieren ver si la web tiene aquello que esta buscando y de ser así, contactar de la forma más rápida y cómoda. Todo aquello que provoque que el proceso sea difícil o tedioso, puede provocar el abandono de la visita.
  • Call to action o CTA (llamada a la acción). Es una zona en la página web que insta al visitante a realizar ‘una acción’ (llama ahora, contacta con nosotros, solicita presupuesto …). Si el cliente ya esta convencido o medio convencido de contactar y encuentra una llamada a la acción, es más fácil que termine realizándola. Piensa que no estará sólo viendo tu web, ha visto o verá más webs de otros profesionales que ofrecen, más o menos lo mismo. Por lo que si eres el primero que le convence para pedir presupuesto, es más fácil convertirlo en cliente.
  • Ubicación del fotógrafo. Otro detalle que falla muy a menudo, es no definir dónde estamos. En muy pocos casos nos encontraremos a clientes de otra ubicación geográfica, que se enamoren de nuestras fotos y estén dispuestos a pagarnos las dietas y el desplazamiento. Por lo que normalmente, si la web ofrece lo que busca el cliente, lo siguiente es mirar si es de su zona, si no es lo primero que busca.
  • Estudio. Si tienes estudio déjalo claro, ya que muestra que eres un fotógrafo profesional y tienes infraestructura. Lo que da una buena imagen, y ayuda a justificar un precio justo (y rentable) por nuestro trabajo.  A parte de mostrar que puedes realizar cierto tipo de sesiones.
  • Precios. Esto es algo muy polémico. Ya que puede ayudar a contratarte o ahuyentar al publico. En cualquier caso puedes poner ganchos que ‘tranquilicen’ al cliente: a partir de, desde tal precio, pack básico 1000€, etc. La idea es no asustar, pero no es necesario que el precio mostrado incluya toda nuestra mejor oferta. Fíjate en las webs de servicios, productos o coches, nunca ponen el precio del mejor coche con su mejor equipación. Muestran el precio ‘pelado’, eso sí con todo lo necesario. No debes anunciar un precio si será necesario incluir algo (imagínate un anuncio de un coche ‘sin ruedas’).
  • Email clientes. Una de las finalidades de la web es captar emails de posibles clientes, para después poder enviar una Newsletter o ponerla en tu base de datos para próximas promociones o anuncios. Por lo tanto debes intentar conseguir los emails de los posibles clientes a toda costa, en el blog, ventanas de suscripción, ofertas, para regalar algo, sorteos …

¿Trabajas las redes sociales?

Si la respuesta es no, estas perdiendo un arma de marketing (publicidad) ‘gratuita’, en coste, no en tiempo. De trabajarse bien puedes llegar a mucha más gente de la que conoces. Si hablas de temas o enseñas fotos, que son del interés de gente que puede contratar tus servicios, y sobre todo aportas ideas o consejos, te seguirán posibles clientes.

Conseguir seguidores por fotos bonitas o de la otra parte del mundo puede ser útil para que la gente se anime a comentar o compartir tus aportaciones, lo que te llevará a llegar a muchísima más gente.

La finalidad es conseguir entre todos los seguidores, unos cuantos que realmente puedan llegar a contratarte, y enviarlos a tu web, dónde intentarás convertirlos en clientes.

Cómo ganarse la vida como fotógrafo de bodas

Fotografía de Calafell Lafoto

¿Tienes un precio adecuado?

El precio es muy difícil de escoger.

Para averiguar cómo ser un ‘fotógrafo de bodas rentable’ debemos establecer una regla:

El precio debe ser equivalente al beneficio + los gatos

Esto es fácil de decir, pero no tanto de calcular. Te voy a exponer mi método de cálculo de tarifas:

  • Calculo los costes que tengo al mes cómo profesional (autónomos, estudio, material, seguros, etc.).
  • Calculo los gastos habituales del mes, personales (hipoteca, recibos, supermercado, ‘hija’, etc.).
  • Pongo el margen que creo que debo ganar al mes (realista).

Por poner un ejemplo:

700€ de gastos profesionales + 1000€ gastos = 1700€ para cubrir gastos ‘fijos’

1700€ + 1000€ de margen de beneficio = 2700€ de sueldo

En este ejemplo, con estos 1700€ de gastos fijo mensuales, necesitamos facturar siempre entre 2400/3000€ mensuales. Hay que tener en cuenta que los autónomos tenemos meses fuertes de facturación y otros flojos, que deben compensarse.

A partir de estos cálculos podemos decir que, para hacer números redondos a la alza, tenemos que facturar unos 3000€ al mes, lo que implica cobrar 750€ a la semana.

Si un trabajo, cuyo tiempo total (incluyendo reuniones, sesión, posprocesado y entrega al cliente), ocupa una semana de tiempo, este debe tener un precio de venta, mínimo, de 750€ (gastos (álbum, laboratorio, dietas, desplazamientos …) a parte), si en las tres siguientes semanas tengo otros tres trabajos equivalentes. Si no los tengo confirmados (con paga y señal). El precio del trabajo debería estar en torno a los 1500€, por si acaso no llegan más trabajos. En ningún caso nos aseguramos llegar a los 3000€, pero es más fácil poder llegar.

Si nosotros ofrecemos un trabajo por debajo del coste de gastos y/o de beneficios, no seremos rentables. Hoy puede que lo puedas realizar, pero los clientes que has conseguido, gracias a un precio devaluado, no estarán contigo en el momento que necesites subir los precios para vivir.

Evidentemente, poner precios rentables, hace perder muchos clientes que buscan el ‘chollo’, pero si necesitas ser un profesional, este tipo de clientes no son rentables ni a corto plazo. Por lo que tu finalidad es conseguir clientes ‘justos’ o de ‘calidad’. Es más difícil, pero los hay.

¿Qué entregas al cliente?

Hace muchos años que se realiza fotografía social, y desde hace décadas, el fotógrafo, entrega un álbum (o más) y un vídeo. Si sigues haciendo lo mismo, pero tu actualización es cambiar el VHS por un DVD, estas muy equivocado.

Los clientes esperan algo único y especial, para un día tan ‘especial’. No le ofrezcas lo mismo que le ofrecieron a sus padres. Actualmente hay muchos medios y mucha tecnología para ofrecer cosas nuevas. Sorprende a tu cliente. Muéstrale por que tu servicio vale más que el de un aficionado que se ha comprado una cámara. Para ello debes ofrecer, a parte de fotos bonitas (que eso ya se sobreentiende, si eres un profesional), otras opciones, como por ejemplo:

  • Efectos modernos en las fotos. Si el cliente esta acostumbrado a seguir fotógrafos por las redes sociales, es muy posible que espere esos contrastes o efectos de luz y color que están tan de moda.
  • Galería online, con tu logo, email y web. Igual que tienes tu galería o portfolio público para mostrar tus trabajos, puedes realizar una galería privada (protegida con contraseña) para que tus clientes, sus familiares y amigos vean tu trabajo y puedan ver tus fotos (y si quieres, las otras fotos de los propios invitados, cómo te decía un poco más arriba).
  • Pre boda y/o post boda. Si ofreces la posibilidad de realizarlo, indícalo y muéstrale las ventajas, precios (si procede) y características.
  • Álbum. Puedes ofrecer varios tipos (acabados) y tamaños de álbum, para distintos presupuestos de clientes. Así puedes ofrecer un producto de lujo o económico sin tener que tocar tu margen de beneficio. También puedes ofrecer varios packs en los que venga un álbum grande o varios (1 grande y dos medianos, por ejemplo).
  • Álbum digital (ebook o Pdf), con tu logo, email y web. Para poder enviarlo a los asistentes y de paso conseguir publicidad gratuita. La mayoría de invitados no saben el nombre del fotógrafo y en muchos casos nunca llegan a ver sus fotos. Por lo que es muy difícil que lleguen a contratarte o recomendarte a sus contactos.
  • Fotos y vídeo en soporte digital. En Pendrive, Dvd o Cd.
  • ¿Dejas escoger las fotos de la boda a los clientes? Si es así, ¿tienen que venir a tu estudio para escogerlas? En lugar de hacerlos venir, también puedes realizar una galería web, con fotos en baja resolución y con marca de agua, para que puedan escoger. Es mucho más cómodo, para ellos y tu no pierdes una mañana o una tarde, otra vez.

¿Qué plazos de entrega ofreces?

Una boda o evento debe recibir las fotos cuando aún esta caliente en la memoria. Poca ilusión tendrán los novios si reciben el álbum y las fotos a los tres meses o más (en algunos casos hay fotógrafos profesionales que entregan el álbum pasado un año …). Es la forma de que los novios estén realmente motivados, y enseñen o compartan las fotos con amigos y familiares. Incluso es posible que recibamos más encargos de la misma boda.

Lo ideal seria no tardar más de un mes o mes y medio en entregar el álbum. Las fotos podemos entregarlas antes, ya que no tenemos que sumar el tiempo de maquetación, ni de procesado y envío, del laboratorio. Fíjate que te hablo de las fotos a parte del álbum. Si nosotros le entregamos las fotos pactadas o escogidas, ajustadas y retocadas (si procede) en una semana o dos, los novios empezarán a compartirlas por las redes sociales, email, etc. Ganaremos mucha satisfacción del cliente y promoción.

Álbum de bodas

Fotografía de Joan Boira

¿Entregas mediocridad, calidad o excelencia?

Este es un punto que me hizo pensar un cliente de Buenos Aires ¡Gracias, Carlos Navarro!.

Mediocridad. Si entregas las fotos a peso (todas las fotos de la sesión o 1500 fotos) no puedes dedicar el tiempo que necesitan para un acabado de calidad o no eres un fotógrafo rentable. Esto significa que tus fotos no son lo buenas que podrían ser.

Calidad. Ofreces un buen equilibrio entre el volumen de fotos entregadas y el tiempo en procesarlas, ofreciendo un acabado correcto, incluso puedes aplicar algún efecto rápido. No ofrecerás miles de fotografías, ya que no tendrías tiempo de procesarlas, para que el precio fuera competitivo y el tiempo en realizarlas fuera rentable. Vendes las justas, siendo estas buenas y con un procesado correcto.

Excelencia. Esto es lo que todos queremos pero pocos están dispuestos a pagar. Son pocas fotos con un acabado perfecto. Con retoque de piel, disimular defectos, crear efectos de luz y color, etc. Este nivel de calidad no puede nunca ofrecerse a precio de mediocridad o de calidad, ya que no podrías dormir o pagar los gastos. Así que esto esta reservado para aquel cliente que no quiere un 600, quiere un Mercedes de lujo.

Si los dejas, te pedirán el Mercedes a precio del 600. Por lo que puedes hacer lo mismo que en el concesionario de coches, ofrecer tu oferta en función del presupuesto del cliente, y no necesariamente la mejor que puedas realizar, sino la que el cliente esta dispuesto a pagar.

Si quiere más, que ahorre o pida un préstamo, igual que le pasaría con su coche.

¿Tienes algún profesor o asesor para ayudarte?

Si tienes problemas para organizar el trabajo, necesitas agilizar tu flujo de trabajo o perfeccionar la calidad de las fotografías que entregas puedes apuntarte a cursos o seminarios. O buscar un profesional que se dedique a asesorar/formar a fotógrafos cómo tú. A parte de mi, hay otros que también lo hacen, por lo que si necesitas apoyo técnico o plantear tus dudas, podemos ayudarte.

¿Realizas formación para estar al día?

Hoy más que nunca, el fotógrafo social debe estar al día de las mejores técnicas para ser más productivo y estar el mínimo tiempo disponible delante del ordenador. Para ello es muy importante acudir a profesionales que pueden ayudar a mejorar tu técnica.

¿Eres productivo?

Por muchos consejo que te dé. Si después te pasas el tiempo pensando en que tu trabajo se podría hacer mejor o en otras cosas en lugar de sacar trabajo o no te aplicas un horario laboral en condiciones volverás a no ser rentable. Por lo que es muy importante organizarse y estar trabajando concentrado el tiempo necesario. Sin distracciones adicionales (radio, internet, televisión, otra gente, etc.).

Cómo ser un fotógrafo de bodas

Fotografía de Calafell Lafoto

Espero que estos consejos puedan servir para hacerte reflexionar sobre cómo trabajas y si puedes cambiar algo para ganar más dinero. La cuestión es ser un fotógrafo rentable.

Por favor, si tienes más ideas o crees que puedes aportar tu visión en este tema, deja un comentario. Y por supuesto, si este tema te ha parecido interesante, compártelo en tus redes sociales ¡Todos salimos ganando!

¡Muchas gracias por tu lectura!


Casi todas las fotografías estan realizadas por Calafell Lafoto, editadas y retocadas por Joan Boira. Cómo puedes imaginar, así no tengo problemas de derechos, ni permisos. 😉

Sígueme en las redes sociales:

Cursos online o presenciales con Joan Boira:

Photoshop, Lightroom, Capture One, retoque, técnicas de estudio (retrato, producto, industrial, etc.), cómo mejorar u optimizar tu página web ...

Si necesitas formación, te dejo un enlace a los cursos que realizo. Estos pueden ser personalizados a tus necesidades tanto a nivel presencial o por internet (tanto en formato de videoconferencia (por Skype) o en modo de vídeos).

Cursos para fotógrafos o aficionados a la fotografía

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: