Seleccionar página

Fotografo-retrato-Barcelona

Sesión fotografica de retrato para músico

Para el concierto de la pianista Cristina CasaleSang a les venes’, en el Teatre Auditori de Sant Cugat el 12 de marzo, recibí el encargo de realizar una fotografía para el programa del concierto.

Información sobre el concierto ‘Sang a les venes’

Esta fotografía debía plasmar el gran carácter y temperamento de esta gran pianista interpretando unas piezas con mucho ‘poderío’, por lo que escogimos un vestido rojo ‘pasión’ y un fondo oscuro para conseguir alto contraste. La modelo fue colocada en el suelo, apoyada en su banqueta y con el piano al fondo.

La localización fue en el propio estudio de la pianista por lo que, usando una gran tela negra, conseguimos ocultar todos los elementos que no aportaban interés a la fotografía. Conseguir evitar todas las arrugas que producía el fondo era excesivamente complicado, por lo que opté por intentar evitar, en la medida de lo posible las máximas arrugas y posteriormente, en Photoshop acabé de ‘limpiar’ el fondo. Siempre hay que encontrar un equilibrio entre el tiempo y la dificultad de eliminar los problemas en directo, antes de realizar la toma y los que nos encontraremos en la edición posterior. Todo lo que podamos corregir antes del disparo es recomendable arreglarlo, excepto aquello que en postproducción sea rápido de solucionar y la calidad final sea optima.

Cómo se hizo la sesión fotográfica de retrato para un músico

Iluminación:

estudio fotográfico retrato

La iluminación de la escena, inicialmente estaba pensada con tres puntos de luz:

Luz principal. Posición: casi frontal a la modelo, desplazada ligeramente a la derecha de la cámara y prácticamente a la altura de la cabeza de la modelo. Material utilizado: un flash Profoto B1, de 500Ws con una caja de luz octa (OCF Softbox 2′ Octa, de 60 cm) con softgrid (rejilla) para concentrar la luz

Luz de relleno. Posición: lateral izquierda (respecto a la cámara) y una altura elevada para conseguir luz general. Un flash Profoto B2, con hasta 250Ws, con una ventana cuadrada (OCF Softbox 1,3×1,3’, de 40 x 40 cm), sin softgrid (rejilla), para repartir la luz en la estancia.

Lus de recorte. Posición: lateral izquierda (respecto a la cámara) y detrás de la modelo, para conseguir recortar la silueta. Un flash Profoto B2, con hasta 250Ws, con OCF Barndoor con un panel de abeja (OCF Grid Kit). Esta luz finalmente fue descartada.

sesión fotografica retrato musico

Material usado en la sesión:

Cámara réflex Nikon.

Objetivos Nikkor con focales de 35 a 70 mm.

El equipo de iluminación escogido para la sesión fué 1 flash Profoto B1, y un flash B2.

Tripode Induro AT114, con rotula PHQ1. Un trípode firme y no muy pesado es indispensable para estas sesiones, ya que me permite buscar un encuadre y composición determinado e ir componiendo la escena poniendo o quitando detalles.

Ordenador portátil Macbook Air con Capture One Pro para poder disparar atado, así es posible ir viendo las fotografías in situ. Esto es algo fundamental, tanto para el fotógrafo como para el cliente y/o modelo, ya que podemos ver si la toma funciona o debemos modificar algún detalle.

Fotómetro de mano Sekonik 308, para una correcta iluminación. Muy importante para medir los valores de luz de flash, ambiente y sombras.

La gestión del color fue a cargo de la carta de color Colorcheker Passport, de X-Rite. Imprescindible para poder controlar el color.

Para llevar la mayor parte del equipo y la más delicada, use una bolsa Tenba Shootout Rolling Backpack LE Medium, con ruedas (muy de agradecer en localizaciones).

Para la edición usé un ordenador (Macbook Pro) conectado a una pantalla Benq PG2401PT, calibrados con i1 Display Pro, de X-Rite.

El ajuste y edición de las fotos lo realicé con Capture One Pro 8.

El retoque fotográfico lo realicé en Photoshop CC 2015.


Información sobre las sesiones de retrato


sesión fotográfica de retrato

 

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: