Seleccionar página

En este post vamos a ver una potente herramienta y no muy conocida: el Procesador de imágenes de Photoshop

Habitualmente nos encontramos con la necesidad de repetir una serie de pasos con todas las fotografías (o unas cuantas) de una carpeta. Esta es una tarea repetitiva, lenta y tediosa, así que si usamos Photoshop podemos hacer que sea él quién realice esta función, ya que dispone de una herramienta que nos permite realizar algunas de las tareas más habituales, como guardar fotografías en una carpeta distinta a la de origen, en otro formato (Jpeg, Psd o Tiff), en otra resolución, aplicar una acción, incluir la información del Copyright e incluir el perfil ICC. Esta herramienta es “Procesador de imágenes”.

Tiene un punto en común con otra herramienta “Lote” (proceso por lotes), ya que las dos nos permiten aplicar una acción, previamente creada. No obstante, el procesador de imágenes permite convertir y procesar fotografías sin ser necesario el uso de acciones, creadas previamente.

 

Algunos casos útiles:

Convertir archivos Raw (que sean compatibles con nuestra versión de Photoshop) en archivos Jpeg, Tiff o Psd.

Preparar fotos para internet, para enviar por e-mail, para el laboratorio, la imprenta …

Redimensionar una foto (a otra resolución).

Aplicando acciones (previamente creadas): convertir todas las fotografías, de una carpeta, a otro perfil de color (o a CMYK), convertir a blanco y negro, aplicar una marca de agua, etc.

 

El procesador de imágenes se encuentra en:

Photoshop: Archivo Secuencias de comandos Procesador de imágenes

Procesador de imágenes, desde Photoshop.

Procesador de imágenes, desde Photoshop.

Bridge: Herramientas Photoshop Procesador de imágenes

Procesador de imágenes, desde Bridge.

Procesador de imágenes, desde Bridge.

Opciones:

 

Punto 1 “Seleccione las imágenes para procesar”:

Usar imágenes abiertas. Podemos convertir el formato del archivo, redimensionar, aplicar una acción, etc. a las fotografías que tengamos abiertas en este momento en Photoshop.

 

Seleccionar carpeta. Pulsando sobre este botón podremos elegir una carpeta que contenga imágenes para procesar.

 

Incluir todas las subcarpetas. Si hemos seleccionado una carpeta y esta contiene más carpetas con imágenes, podemos seleccionar esta opción para incluirlas en el procesado.

 

Abrir primera imagen para aplicar ajustes. Nos permite abrir la primera imagen de la carpeta escogida para aplicarle ajustes, estos serán aplicados a las otras imágenes pendientes de procesar.

Punto 2 “Seleccionar ubicación para guardar las imágenes procesadas”:

 

Guardar en la misma ubicación. En la carpeta dónde tengamos alojadas las fotografías, Photoshop nos creará una nueva carpeta con el nombre del formato escogido (Jpeg, Psd o Tiff), o más de una si hemos escogido convertir las fotos en más de un formato, pudiendo escoger los tres formatos si así lo deseamos (Jpeg, Psd y Tiff). Y guardará las fotografías procesadas en la carpeta correspondiente a su formato de archivo.

 

Seleccionar carpeta. Este botón nos permite guardar las fotografías procesadas en una carpeta distinta a la que contiene las fotos originales.

 

Mantener estructura de carpetas. Opción disponible si hemos seleccionado “Seleccionar carpeta”. Si la carpeta original de las fotos a procesar, contiene subcarpetas y hemos marcado “incluir todas las subcarpetas” en el punto 1, nos creará las mismas carpetas (con los mismos nombres) dentro de la carpeta de destino. En este caso Photoshop no creará carpetas con el nombre del tipo de archivo (Jpeg, Psd y/o Tiff).

 

Punto 3 “Tipo de archivo”:

Guardar como Jpeg. Al procesar con esta opción marcada nos creará una versión nueva de la imagen original en formato “Jpeg” (formato con compresión y perdida de calidad) con los ajustes seleccionados en el procesador de imágenes.

 

Calidad. Nivel de compresión elegida al convertir las fotos al formato Jpeg. Los valores oscilan entre 0 y 12, siendo 0 el nivel de mínima calidad y 12 el de máxima. A partir de 8 suele dar una calidad optima para la mayoría de los casos, siempre y cuando no debamos realizar ajustes o retoques posteriores, en ese caso escogeremos un formato Tiff o Psd (si no hay más remedio, y necesitamos Jpeg, esté debería ser de calidad 12).

 

Redimensionar para encajar. Permite reescalar la imagen, interpolando la fotografía para conseguir aumentar o disminuir su tamaño. La fotografía conserva sus proporciones originales.

 

An.: Medida de ancho deseado, valor en píxeles.

 

Al.: Medida de alto deseado, valor en píxeles.

 

Convertir perfil en sRGB. Convierte el perfil de color de la fotografía al perfil sRGB, ideal para su reproducción en monitor y por lo tanto, para la web (algunos laboratorios también trabajan en sRGB). En este caso hemos de marcar la opción “incluir perfil ICC” (en el punto 4 “Preferencias”), para incluir este perfil en la fotografía final.

 

Guardar como PSD. Al procesar con esta opción marcada nos creará una versión nueva de la imagen original en Formato PSD (formato propio de Photoshop) con los ajustes seleccionados en el procesador de imágenes.

 

Maximizar compatibilidad. Guarda una versión compuesta de una imagen con capas en el archivo de destino para que sea compatible con aplicaciones que no pueden leer imágenes con capas.

 

Redimensionar para encajar. Permite reescalar la imagen, interpolando la fotografía para conseguir aumentar o disminuir su tamaño. La fotografía conserva sus proporciones originales.

 

An: Medida de ancho deseado, valor en píxeles.

 

Al.: Medida de alto deseado, valor en píxeles.

 

Guardar como TIFF. Al procesar con esta opción marcada nos creará una versión nueva de la imagen original en Formato Tiff (formato sin perdida de calidad) con los ajustes seleccionados en el procesador de imágenes.

 

Compresión LZW. Guarda el archivo TIFF utilizando el sistema de compresión LZW.

 

Redimensionar para encajar. Permite reescalar la imagen, interpolando la fotografía para conseguir aumentar o disminuir su tamaño. La fotografía conserva sus proporciones originales.

 

An: Medida de ancho deseado, valor en píxeles.

 

Al.: Medida de alto deseado, valor en píxeles.

 

Punto 4 “Preferencias”:

Ejecutar acción. Aplica una acción de Photoshop, previamente creada. En la primera opción debemos seleccionar el “conjunto de acciones” y en la segunda opción “la acción”.

 

Información de Copyright. Incluirá el texto que introduzcamos en el campo de copyright, dentro de los metadatos IPTC del la fotografía procesada. Si la fotografía original tenia ya una información en dicho campo, este será sustituido por el nuevo texto.

 

Incluir perfil ICC. Incrusta el perfil de color en las fotos procesadas.

 

Botones laterales:

Ejecutar. Activa el procesado de las imágenes con los ajustes seleccionados.

Cancelar. Cancela el módulo de “Procesador de imágenes”.

Cargar. Carga ajustes realizados y guardados anteriormente en el “Procesador de imágenes”.

Guardar. Permite guardar los ajustes del “Procesador de imágenes” para usos posteriores, evitando tener que volver a repasar las opciones de este módulo posteriormente. Esta opción es muy cómoda ya que podemos guardar distintas configuraciones para la web, para enviar por mail en baja resolución, o en alta, para enviar a imprenta, al laboratorio, etc.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: